Aquí ha habido un crimen…

Miguitas de color rojizo, fideos de chocolate, una pata de galleta y chocolate… Alguien se ha zampado otra araña.

“Queridas amigas supervivientes, quedáis muy pocas y no estáis a salvo. No tenéis la culpa de ser tan irresistibles, con ese cuerpo delicioso bañado en chocolate, esas patitas de Mikado y esos ojos de azúcar… En esta casa hay seres implacables que vuelven hambrientos del cole y de trabajar y no tendrán piedad. Yo ya no puedo garantizar vuestra seguridad. Espero que todas tengáis vuestros papeles en orden, ya sabéis lo que quiero decir, para que no haya líos con la herencia, que luego vienen las peleas, y no hay nada más feo que pelearse con la arañafamilia… Lo siento pero, tenéis los días contados. Se acerca Halloween…”

Este mes no podía faltar a mi cita en Ebom con una receta terroríficamente rica. Aunque tengo que confesar que cuando le pones ojos y patitas a una bolita de chocolate, le empiezas a coger cariño y luego es mucho más difícil pegarles un bocado… Pero a los minis les hace mucha gracia estas cosillas así que, ¿cómo resistirse?

Para elaborar el cuerpo de estas arañas, yo he utilizado unas magdalenas que hice para una merienda, y las que sobraron, las desmigué y las guardé en el congelador para esta ocasión. Podéis emplear cualquier bizcocho, magdalenas, sobaos… Aunque lo ideal es que sean caseros (ya sabéis que siempre son más naturales que los dulces industriales), también pueden ser comprados. Y por supuesto, que no falte la ayuda de los minis, porque se lo van a pasar en grande haciendo estas arañas.

Ingredientes (para 6 arañas):

  • 500 gr. de migas de bizcocho o magdalenas
  • 100-125 gr. de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 250 gr. de chocolate (yo utilicé el de Nestlé Postres)
  • 1 caja de palitos de galleta con chocolate (yo utilicé Mikado)
  • Un poco de fondant blanco y negro para los ojos o bien Ojos de Azúcar listos para comer como éstos
  • Fideos de chocolate para decorar

Utensilios:

1 bol para fundir el chocolate, 1 bol grande para mezclar la masa

Elaboración:

    1. Comenzaremos desmigando nuestro bizcocho o nuestras magdalenas, con un poquito de paciencia, vamos cogiendo pedazos de bizcocho y los vamos frotando entre las manos, para conseguir migas muy finitas. Esto es muy importante, y seguro que a los minis les va a encantar la operación miguita.
    2. Después vamos a mezclar el queso con las migas, removiendo bien hasta que la mezcla esté homogénea. No lo agreguéis todo a la vez, ya que dependiendo de la miga que empleamos, puede necesitar más o menos cantidad de queso. Por ello, comenzad con unos 100 gramos del queso y cuando esté bien mezclado, si vemos que necesita más, añadimos el resto. La textura de la masa debe ser suave, sin rastro de queso, y que al hacer una bolita, se mantenga la forma.
    3. Procedemos a realizar las bolitas, el tamaño puede ser a vuestro gusto, pero os recomiendo que sean de unos 5 o 6 cm. de diámetro. Las reservamos.
    4. En un bol derretimos el chocolate, metiéndolo en el microondas en intervalos de 20 segundos y removiendo bien en cada ocasión. Cuando esté derretido, bañaremos las bolas de bizcocho en él y las dejaremos sobre una rejilla para que el baño de chocolate se endurezca.
    5. Por otro lado, vamos a coger los palitos de galleta y los partiremos por la mitad. Después, mojaremos las puntas en el chocolate, las uniremos y las dejaremos enfriar sobre papel de horno o de aluminio. El chocolate actuará como pegamento, y así conseguiremos las patas con la forma que veis en la foto.
    6. En cuanto a los ojos, podéis hacer pequeñas bolitas de fondant blanco a las que insertaréis a su vez bolitas de color negro. Las reservamos y procedemos al montaje de nuestras arañas.

  1. Una vez que el baño de chocolate de las bolitas y la unión de las patas esté solidificado, vamos a hacer los 6 agujeros para las patas (ya sé que las arañas tienen 8 patas, no me pasáis ni una eh?) con un palillo, al que haremos girar para agrandar las perforaciones hasta que queden aproximadamente de la anchura de los palitos Mikado. Entonces incrustamos las patas en los correspondientes agujeros. Podemos poner un poco de chocolate en el extremo que vamos a incrustar para que actúe de pegamento.
  2. Por último, pegamos los ojos con un poco de chocolate caliente y ya tenemos listas nuestras terroríficas arañas de Halloween.

A tener en cuenta:

Si tenéis más cantidad de bizcocho, o al revés, tenéis menos cantidad, sólo tenéis que pesarlo y calcular un 20 o 25% del peso total del bizcocho para el queso.

Espero que disfrutéis mucho con esta receta tan sencilla y divertida. Y si os gusta cocinar con vuestros minis, no os perdáis esta receta de Cookies con chocolate, o esta otra receta de Tortitas ideal para merendar.

Si tenéis cualquier duda o comentario, ya sabéis que podéis dejarnos vuestro comentario y os responderé encantada.

¡Feliz Halloween! Hasta la próxima receta…

Cristina Diánez comparte deliciosas recetas en su blog Guta Mamá, que escribe junto a su pequeña “socia” Ana, de forma cercana y con un toque de buen humor.

RELATED POSTS

1 Comment

  1. Responder

    Anne F de Fifi

    octubre 29, 2014

    Me parece ideal esta receta. Que bonitas las fotos y que monas las arañas. Me la guardo!!! Un abrazo.

LEAVE A COMMENT