Pastelitos de calabaza con queso manchego

Hace unos días os comentaba que este año había empezado con algunas novedades para mí. Una de ellas, la más importante, es que me estreno como profe de fotografía de interiores en la Escuela Madrileña de Decoración (os lo contaba la semana pasada).

La segunda es que estreno instrumento de trabajo. Tengo nueva cámara y de momento estoy en proceso de aprendizaje con ella. Las fotos que hoy os traigo son las primeras que hice con el nuevo aparatito, así que todavía se me nota un poco torpe con la iluminación y los encuadres.

La receta en cuestión es la que os mencionaba en Instagram (¿todavía no me seguís por ahí ;)?). Tenía algunos productos en casa que quería aprovechar, especialmente una calabaza de huerta y un enorme queso de tres kilos que tengo que ir consumiendo poco a poco.

Un breve paseo por Internet me dio la idea y el resultado delicioso. De verdad. A mis hijas no las convencí para comer calabaza, pero entre los adultos triunfó el invento!

Ingredientes:

  • Masa quebrada
  • Calabaza (400-500 gr)
  • Queso manchego
  • Salami, chorizo, salchichón, jamón serrano o similar
  • Un diente de ajo
  • Romero
  • Aceite de oliva
  • Un Huevo

La elaboración es tan sencilla como la lista de ingredientes. Para empezar, ya os lo podéis imaginar: rehogamos el ajo bien picadito en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. En cuanto empieza a dorar añadimos el embutido troceado; en mi cas utilicé el salami porque lo había comprado por equivocación. Resultó perfecto porque aporta un sabor salado e intenso pero con poco pimentón, así que combinaba perfecto con la suavidad de la calabaza.

Cuando tenemos el sofrito listo, añadimos la calabaza troceada. Se irá deshaciendo poco a poco y resultando en esa textura tan particular. En mi caso, dejé que la calabaza se deshiciera por completo. Mientras partimos la masa en las porciones que más nos gusten (los pastelitos pueden ser pequeños o puede ser tipo empanada) . Rellenamos con la calabaza cada porción de masa que hayamos partido, ponemos sobre la masa un triángulo de queso, cerramos el paquete y le espolvoreamos un puñado de romero. Pintamos con huevo batido y metemos en el horno precalentado unos 15 minutos, lo justo para que la masa se dore. ¡Y ya está! Los sacamos y listos para comer. En casa los voy a repetir, pero la próxima vez en bocaditos para ver fin mis hijas pican…

febrero 5, 2015

RELATED POSTS

3 Comments

  1. Responder

    Carolina

    enero 22, 2015

    mmmmm….pintaca.
    quien diria que le estas cogiendo el tranquillo a la camara nueva, estas fotos son apetitosas!!!
    Muaks

  2. Responder

    Carolina

    enero 22, 2015

    mmm…que hambre y que pinta!!!
    las fotos son fabulosas y vamos…que traspasaria la pantalla.
    muaks

  3. Responder

    Luisa Maria

    enero 27, 2015

    Maravilloso!!
    Sencillamente maravillosos! Me he quedado impactada con tus fotos , tu buen gusto y tu blog, no te conocía.
    Prefiero pasar la tarde con esta receta y contigo : ) Aquí me quedo!

    Feliz dia!

    Luisa
    Personally selected products

LEAVE A COMMENT