Garbanzos con hortalizas

Es curioso, pero yo que cumplo años en enero, que soy casera por naturaleza y que no soporto bien el solazo de verano, solía sentirme como Pedro por su casa durante los meses de invierno. Sin embargo, desde que soy madre, noto que enero y especialmente febrero son dos meses que se me hacen un poco cuesta arriba. Me falta energía, me siento más apagada y echo en falta las dosis de energía y vitalidad de otras épocas del año. Supongo que en realidad es un efecto natural (esa parte animal que tenemos que tiende a hibernar) y seguramente siempre ha sido así, sólo que ahora soy más consciente con las niñas.

Este año febrero ha venido además con virus y eso me ha dejado más débil de lo normal. Lo bueno, lo confieso, es que siempre suelo aprovechar este mes para escaparme de fin de semana en pareja. Y de hecho, ahora estoy contando las horas para que llegue el momento de carretera y manta. Por eso quiero recuperarme totalmente sin que quede rastro de enfermedad que pueda estropearme el fin de semana de desconexión, descanso y relax.

Tanto es así que llevo toda la semana cuidándome con platos calentitos y de cuchara. Hacía muchos años que no preparaba éste de garbanzos con hortalizas. La receta original es de garbanzos con berenjenas, pero cuando me he puesto a cocinar me he dado cuenta de que la berenjena se había puesto amarga y la he sustituido por un calabacín grande y además le he añadido champiñones; pero bueno, vamos paso a paso.

Ingredientes:

  • 500 gr. de garbanzos (yo los uso secos pero pueden ser precocidos y la receta es entonces mucho más fácil)
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1/2 cebolla grande o una cebolla roja
  • 1 calabacín grande
  • 1 lata de 250 gr. de tomate triturado
  • 1 lata de champiñones laminados
  • Comino en grano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:
Picamos muy fino el ajo y la cebolla y lo rehogamos en un cazo con dos o tres cucharadas de aceite de oliva hasta que esté doradito.

Pelamos y troceamos el calabacín y lo añadimos al cazo para saltearlo junto al ajo y la cebolla.

Si vamos a utilizar garbanzos precocidos, los añadimos ahora. Si no, esperamos y añadimos antes el tomate al que sumamos un buen puñado de cominos. Anafimis lo champiñones, salpimentamos y añadimos los garbanzos.

Cubrimos con agua y dejamos cocer. Si son garbanzos precocidos, no añadimos agua, por supuesto. Sólo coceremos con el tomate durante unos 10 minutos y listo. Pero si lo hacemos con la legumbre seca, entonces tendremos que dejar cocer, dos horas a fuego medio en una olla normal. Unos 15 minutos en una olla rápida.

Vamos corrigiendo agua, sal e incluso especias al gusto.

¿Qué os parece? Si vais a hacerlo a fuego lento, paciencia, porque el garbanzo tarda mucho en cocer. Si no, ya sabéis que la opción de los garbanzos precocidos es muy socorrida (de la que yo me tendría que acordar más a menudo, por cierto!).

febrero 5, 2015

RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT